lunes, 8 de marzo de 2010

Chinchilpos y Gamonales, Arte y Lucha de Clases Sociales en el Perú


El distrito de Huayucachi, en Huancayo, en enero se viste de fiesta. Todo el pueblo celebra la fiesta en honor al “Tayta Niño”, siendo la danza ritual de los Chinchilpos y Gamonales lo que más asombra a turistas y propios.
Los chinchilpos representaban a los pobres de la región que en busca de liberarse combatían a los gamonales con sus látigos. En este encuentro, el coraje era símbolo de superioridad. El que gane el encuentro regirá la suerte del pueblo hasta las próximas celebraciones.Normalmente en la danza participan los varones jóvenes con vestimentas peculiares. Los bandos deben diferenciarse en sus disfraces, siendo los gamonales los que atraen con sus cascos metálicos y celestes trajes. En cambio, los chinchilpos llevaban indumentarias de color rojo. Acompañan la estampa los caporales que danzan en ambos lados.
También esta fiesta costumbrista se le conoce como Zumbancuy, por los duelos de las zumba, un arma de cuero que el mejor de los contrincantes hará rugir en el cielo. El que de manera limpia dé más zumbazos le dará más puntos a su bando. El Tayta Niño observa el conflicto. Si ganan los chinchilpos habrá prosperidad para el pueblo.


Las actividades culturales y artísticas durante la fiesta se manifiestan en:
Un baile general por la calle real de Huayucachi, ejecutado por los bailarines Gamonales y Chinchilpos, los caporales de ambos Bandos, el Prioste. Comunidad en pleno y turistas visitantes
Los Chinchilpos y Gamonales juegan un partido de fútbol reglamentado y con la indumentaria puesta.

Pero el clímax de la fiesta es:
  • El Gran ZUMBANÁCUY; se llama así a la lucha o combate entre dos contrincantes (Gamonal y un Chinchilpo), en medio del estadio de Huayucachi durante aproximadamente 20 segundos, con látigos especialmente diseñados para la acción, ésta arma es la Zumba; de un metro de largo confeccionado en cuero, con mango de madera y una pasador que se sujeta a la muñeca; sólo los varones más hábiles y tal vez, más fuertes son designados para “tirarse Zumba”; una vez iniciado el duelo es fácil saber quien de los contrincantes es el mejor y el más hábil por la cantidad de zumbazos que pueda propinar de manera limpia y honesta, llegando incluso a tumbar al oponente, señal de triunfo absoluto; se suman los triunfos individuales para luego dar el resultado general por bando.


(Zumbanacuy de 1968)


Hemos deseado dejar hasta el final la caracterización de la festividad de la festividad de los Gamonales y Chinchilpos.
El espectáculo de los Chinchilpos y Gamonales, en homenaje al Tayta Niño de Huayucachi se realiza por acción de identificación cultural, perpetuando el efemérides de actividades cívicas, religiosas, sociales. etc. interrelacionando a los miembros de la comunidad, integrando sus raíces culturales milenarias y el aporte foráneo. La amplitud y hondura de los religioso y lo festivo obedece a la peculiar concepción del mundo. Que a su vez reconoce a su origen en las relaciones sociales vinculadas al aprovechamiento de los sectores de la naturaleza.
Lo fundamental de la existencia religiosa se concreta a través de conceptos intelectuales, de representaciones plásticas de concordancias emocionales, de tradiciones y costumbres, lo cual constituye en cada caso el contexto cultural de una época. Un individuo sólo puede realizarse como ser humano dentro de una relación tradicional de familia. De ambiente social o de pueblo de la misma manera, en esencia todo fenómeno religioso se vincula estrechamente con elementos tradicionales, ahora bien, la tradición religiosa en la manifestación de la relación religiosa y ésta guarda estrecha dependencia con las costumbres populares y los diversos comportamientos culturales. Otra característica de esta fiesta es la manifestación de la contradicción de clases sociales.
El nombre del Gamonal, se refiere al conjunto de intermediarios comerciantes, usureros, tinterillos, la burguesía aristocrática que explota la campesino y al pobre,
Suponemos que la palabra Chinchilpo podría provenir de “Chinchilco” o tal vez “chinchilpu” para describir a un individuo de estatura corta (umpu) de carácter soberbio y altivo; a nuestro entender este Chinchilpo es el Yanacona de la hacienda, el mitayo, el oprimido, el jatunruna tributario, el campesino pobre.
Para culminar afirmando que: La tradicional fiesta de los Chinchilpos y Gamonales, expresa de manera artística la contradicción de clases en el Perú.


Zumbanakuy 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada